viernes, 9 de septiembre de 2011

Aísla bien tu casa. Renueva tus ventanas.


Aísla bien tu casa

Tres son las claves para lograr una casa bien aislada del exterior. Te explicamos cuáles son para que puedas ahorrar sin darte cuenta y conseguir un ambiente mucho más confortable.
Una manera fácil de renovar tu casa y, a la vez, disfrutar de un mejor aislamiento y entrada de luz, pasa por cambiar las  ventanas.
 
 
 
 
Instala doble acristalamientoSe estima que entre el 25 y el 30% de nuestras necesidades de calefacción se deben a las pérdidas de calor que se originan en las ventanas. Los sistemas de doble acristalamiento reducen a la mitad estas pérdidas.
 
Rotura de puente térmicoLa carpintería de las ventanas debe garantizar un aislamiento perfecto. Si vives en una zona con un clima muy frío se recomiendan ventanas con rotura de puente térmico, que son aquéllas que contienen material aislante entre la parte interna y la externa, que evita que entren en contacto.

Arquitectura solar pasiva
Se refiere a la arquitectura que aprovecha la energía solar, sin medios mecánicos, para conseguir confort reduciendo el uso de sistemas de climatización y calefacción– se estima que consumen un 85% menos–.


Renovar las ventanas

Sustituir las viejas ventanas te permitirá ganar un mayor aislamiento acústico y térmico además de cambiar su estética.
Al hacer una reforma elige el tipo de apertura según la necesidad. Las hay practicables, correderas (sólo abren la mitad de su superficie), basculantes, oscilobatientes, replegables...
En las ventanas con rotura de puente térmico, las caras interior y exterior no tienen contacto entre sí y entre ellas se intercala un material que sea mal conductor, con lo que se reducen las pérdidas y, por tanto, el aislamiento es mayor. Un doble cristal con cámara de aire, además, insonorizará las estancias.
En Carpinteria  metálica el material más utilizado es el PVC, o policloruro de vinilo, ya que es un aísla muy bien, apenas se deforma y es muy ligero. Sus perfiles, sin embargo, son más gruesos.
Los marcos y las ventanas de aluminio son los más usuales por su resistencia a la intemperie. Tiene acabados como el anodizado o el lacado, que lo protegen.

LLama a un profesional especialista como Albea y quedarás satisfecho.
Sin sorpresas de última hora.
Todo terminado en su debido tiempo, y con la garantía que da Albea.